El estado del transporte aéreo en Guatemala

Ingresos de la Dirección General de Aeronáutica Civil

La Dirección General de Caminos, quién administra los aeropuertos del país, recibe en la actualidad tres tipos de ingresos propios: sobre el transporte aéreo, tasas y licencias varias y de instalaciones aéreas. Estos ingresos han incrementado un 35% en los 10 años, principalmente por el aumento de ingresos provenientes del transporte aéreo y de tasas y licencias varias que han aumentado un 61% y 62% en este lapso de tiempo. Sin embargo, los ingresos de instalaciones aéreas se ha estancado con respecto a los demás ingresos, creciendo solamente un 19%.

Sobre el transporte aéreo. Según el Manual de Presupuestaciones del Estado esto “comprende los cobros que se hacen a las compañías aéreas y a particulares, por el uso de las instalaciones aéreas y la concesión de matrículas, licencias a aeronaves y concesiones del transporte aéreo”. El Reglamento Tarifario de los Servicios Aeroportuarios y de Arrendamiento en los Aeródromos del Estado define 46 tarifas por diferentes autorizaciones, licencias, certificaciones, inspecciones, entre otros. De estos cobros destacan los servicios de aproximación que para aeronaves comerciales tienen un costo de: Q0.02 por kilogramo para aeronaves extranjeras.

Tasas y licencias varias. SICOIN registra este recurso como cargo por seguridad en el aeropuerto. Según el Reglamento Tarifario de los Servicios Aeroportuarios y de Arrendamiento en los Aeródromos del Estado este es un cobro de Q20 por pasajero.

De instalaciones aéreas. El reglamento establece que “la Dirección podrá dar en arrendamiento áreas en los edificios de las terminales aéreas y áreas adyacentes en los Aeródromos, para la instalación de tiendas de artesanía, oficinas, cafeterías, bodegas, hangares u otra clase de negocios comerciales y de prestación de servicios relacionados con la Aviación”. De estas destacan las tarifas mensuales por metro cuadrado de: tiendas comerciales Q100, casas de cambio Q400, espacio publicitario áreas de faja de equipaje Q400, espacio publicitario Q250 y áreas adyacentes a la zona terminal para hangar de Q2.5.

Egresos del Aeropuerto Internacional La Aurora

Con respecto a los egresos relacionados a la aviación en Guatemala, se pueden identificar cuatro grandes rubros: dirección y coordinación, servicios a la navegación aérea, seguridad aeroportuaria y servicios de mantenimiento a la infraestructura. En general, los gastos han aumentado o decrecido dependiendo de factores endógenos y exógenos. A nivel interno, una gran parte de las fluctuaciones depende del nivel de inversión en mantenimiento a la infraestructura, mientras que a nivel externo el volumen de pasajeros y carga impacta también en los gastos en los que se debe incurrir. Sin contar la inversión que se hizo en servicios de mantenimiento a la infraestructura, el aumento de los últimos 10 años en egresos es del 17%.

En dirección y coordinación es donde se destinan la mayor cantidad de recursos anualmente. En promedio, contando los años en los que hubo una inversión significativa en mantenimiento a la infraestructura, se destinan 71% de los recursos en este rubro. Omitiendo los años en los que la inversión en mantenimiento superó el 20% del total de gastos, este número sube a un 76%.

Comparación entre Egresos e Ingresos del Aeropuerto

Como se puede observar, existe una brecha entre los ingresos propios de los aeropuertos del país y los egresos a cargo de la Dirección General de Aeronáutica Civil. La fuente de estos recursos que permiten que las operaciones aeroportuarias sean financiadas provienen principalmente de ingresos corrientes del Estado, disminución de caja y bancos de recursos del tesoro, otros recursos del tesoro con afectación específica y disminución de caja y bancos de ingresos propios.

En el caso del 2023, se devengaron Q112 millones de ingresos propios, Q92 millones de otros recursos del tesoro con afectación específica, Q54 millones de disminución de caja y bancos de ingresos propios, Q42 millones de ingresos corrientes y Q9 millones de disminución de caja y bancos de recursos del tesoro. En esencia, los ingresos propios de los aeropuertos son insuficientes para cubrir los gastos en los que incurre la DGAC y esta brecha es aún mayor en años en los que se ha invertido en mantenimiento de la infraestructura aeroportuaria. En este último año, dicha brecha fue de Q174 millones.

Volumen de pasajeros del Aeropuerto Internacional La Aurora

El Aeropuerto Internacional La Aurora ha experimentado un crecimiento sostenido a lo largo de los últimos 10 años con respecto a la cantidad de pasajeros que entran y salen del mismo. La excepción, evidentemente, fue durante la pandemia en la que solamente 840 mil pasajeros transitaron por el aeropuerto. Sin embargo, el año siguiente se recuperó sustancialmente el movimiento de pasajeros y para el 2022 se retomó el crecimiento que había estado teniendo. Del 2022 al 2023 se experimentó un crecimiento importante que superó la proyección de crecimiento en la cantidad de pasajeros si se hubiera mantenido el aumento del 6% anual pre pandemia, que proyectaba para 2023 alrededor de 3.9 millones de pasajeros en vez de 4.3 millones.

Comparativo de Aeropuertos de Centroamérica

Partiendo desde el 2014, el Aeropuerto La Aurora ha sido el que menor volumen de pasajeros ha tenido en Centroamérica. El Aeropuerto Oscar Arnulfo Romero de El Salvador, el Juan Santamaría de Costa Rica y el Tocumen de Panamá han tenido históricamente un mayor volumen. Pocos cambios han habido, salvo el hecho que el Aeropuerto de Costa Rica superó en 2017 al de Tocumen para convertirse en el aeropuerto centroamericano con mayor cantidad de pasajeros circulando por año. Así mismo, este aeropuerto fue el que experimentó la recuperación más rápida tras la pandemia, alcanzando un volumen similar en 2021 al que tenía en 2019.

Con respecto al crecimiento anual en el volumen de pasajeros por año se puede observar claramente el fenómeno de la pandemia. Sin embargo, ha existido una recuperación sostenida durante los últimos tres años en los que todos los aeropuertos salvo el de Costa Rica han mejorado su posición con respecto al volumen de pasajeros. La brecha de Guatemala con respecto al aeropuerto con mayor circulación actual (Juan Santamaría en Costa Rica) pasó de 1,697,324 en 2013 pasajeros anuales a 1,405,725 en 2023, la brecha con respecto al segundo (Tocumen en Panamá) pasó de 1,903,692 a 1,345,519 y por último la brecha con el aeropuerto Oscar Arnulfo Romero de El Salvador pasó de 244,790 a 240,509.

Finalmente, la pandemia mejoró el crecimiento del volumen de pasajeros que había estado teniendo el Aeropuerto la Aurora. Del 2013 al 2019, se experimentó un crecimiento promedio del 6% anual en La Aurora, 8% en Aeropuerto Oscar Arnulfo Romero, 7% en el Juan Santamaria y 5% en Tocumen. Con base en este crecimiento promedio, solamente el Aeropuerto La Aurora ha experimentado un volumen de pasajeros mayor con alrededor de 50,000 pasajeros más de lo que se hubiera esperado de mantenerse ese crecimiento anual.

Conclusiones

Los ingresos de los aeropuertos en Guatemala no han crecido al mismo ritmo que la cantidad de pasajeros que utilizan las instalaciones aeroportuarias. Del 2014 al 2023, los ingresos han crecido un 35% mientras que el volumen de pasajeros ha aumentado en un 93%. Esto podría estar implicando que las instalaciones estén más saturadas y que empeore la calidad de los servicios que se ofrecen a los pasajeros.

Así mismo, los ingresos son insuficientes para cubrir los costos de operación del aeropuerto y la inversión en mantenimiento de la infraestructura portuaria. La Dirección General de Caminos ha tenido que recurrir a otras fuentes de financiamiento para poder financiar estos gastos, en algunas ocasiones dependiendo de transferencias del Estado o disminución su disponibilidad de caja y bancos.

Por último, la pandemia aceleró el crecimiento del volumen de pasajeros que circulan anualmente por el Aeropuerto Internacional La Aurora. Esto ha hecho que se cierre levemente la brecha con respecto a los demás aeropuertos de la región. No obstante, a pesar de ser el país con mayor población y con mayor cercanía a Estados Unidos y México, el aeropuerto guatemalteco sigue siendo el que menor volumen de pasajeros tiene.

En conclusión, el Aeropuerto Internacional La Aurora tiene dos grandes retos: uno financiero y otro operativo. Financieramente es necesario que mejoren los ingresos a través de la modificación de tarifas y servicios que se presentan para brindarle capital que pueda ser re invertido en mejor infraestructura interna y externa. Operativamente el aeropuerto tiene que evaluar los principales egresos que se están haciendo para hacer un mejor uso de los recursos y brindarle un mejor servicio a los viajeros. El desaprovechar esta oportunidad haría que Guatemala continué teniendo brechas importantes en su competitividad.

Similar Posts